sábado, 21 de abril de 2012

REFLEXIÓN SOBRE EL POEMA


El poema logra transpórtalo a uno a un mundo distinto, al leerlo a modo personal puedo sentir una tranquilidad inmensa, es como recorrer un camino en donde se puede encontrar con la incertidumbre pero a la vez con verdades imposibles de ocultar.

Nos lleva pensar como muchas veces las palabras pueden decirlo todo o quizás no pueden decir nada, eso depende del momento o la circunstancia que estemos viviendo, es un sensación de que cuando hablas puedes estar diciendo lo correcto o por el contrario puedes estar siendo llevada equívocamente a un mundo de palabras sin sentido que quizás no logren orientarte hacia lo que realmente quieres llegar.

En el poema me parece interesante la parte donde dice que las palabras no hacen el amor sino la ausencia, eso conlleva un análisis en donde realmente es importante reconocer que no siempre lo que se dice se hace, por algo entonces valdría la pena citar que las palabras se las lleva el viento, y que lo que realmente vale es poder actuar lo que se habla dejando de hablar.

Aquí también da la sensación de poder involucrar los sentimientos, pero se convierte en todo aquello que se puede llegar a sentir por alguien pero que con palabras puede ser disfrazado de mentiras, es decir hablar no es un don de privilegio.

 Tener la capacidad de utilizar un lenguaje es poder ir mas allá de lo que quiere decir o significa una palabra 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada